Qué tiene el auto que cuesta 5 millones de euros

Qué tiene el auto que cuesta 5 millones de euros

octubre 1, 2018 0 Por Findscar

01 de octubre de 2018.- Place Vendôme es una plaza de París que es reconocida fácilmente por su enorme columna de bronce labrada en el centro.

Es una de las zonas más distinguidas de la capital francesa. El lugar ideal para mostrar por primera vez en Europa a uno de los autos más exquisitos del momento.

Junto a los hoteles más caros y prestigiosos de la ciudad  y las tiendas de relojes más lujosas del mundo, Bugatti presentó el Divo, un superdeportivo que eleva los estándares de rendimiento y distinción.

La presentación se realizó en el marco del Salón del Automóvil de París, que comienza esta semana. Pero la exclusividad de este modelo llevó a la marca a decidir que no lo exhibirá en la tradicional muestra.

La cita fue exclusiva, a la altura del modelo. Apenas unos 30 periodistas formaron parte del evento.

La unidad que estaba en el centro del salón se encontraba celosamente custodiada por un encargado con guantes blancos que rápidamente aparecía si alguien se acercaba a más de 20 centímetros del vehículo. Se mira pero no se toca.

Es que cada una de estas joyas cuesta 5 millones de euros. Y apenas se harán 40 para todo el mundo. De las cuales todas ya se encuentran vendidas.

Además, para poder adquirir alguno de esos ejemplares, hay que ser propietario de un Chiron, el otro modelo de la marca, que cuesta unos 2,5 millones de euros.

El Divo toma la base del Chiron pero eleva su rendimiento deportivo, sin modificar nada de su planta motriz y obteniendo casi todo con un trabajo aerodinámico.

Conserva el impresionante motor de 16 cilindros dispuestos en forma de W, de 8.0 litros de cilindrada y que entrega 1.500 caballos de fuerza. La tracción es integral y la caja de cambios es automática de doble embrague y con siete marchas.

Para este modelo Bugatti diseñó en la trompa un paragolpes que produce más presión hacia abajo (downforce) para mejorar la estabilidad.

Además, desvía mayor caudal de aire hacia las tomas frontales del sistema de refrigeración, que también ofrece un rendimiento mayor.

Pero esos canales de aire también llevan refrigeración al sistema de frenos: en total tiene cuatro tomas que refrescan los discos y las pinzas de las ruedas.

Este sistema incluye una pantalla térmica que fue diseñada para evacuar el calor pero que cumple una segunda función, ya que por el efecto de succión que crea la cortina de aire de las ruedas.

El Divo carga un enorme alerón trasero que puede ser regulable en altura. También actúa como un asistente al momento de frenar, ya que varía el ángulo del ala oponiendo resistencia al aire.
Solo el alerón mide 1,83 metros de ancho, y por supuesto genera una mayor presión sobre la carrocería del vehículo.
También se han hecho modificaciones en el chasis. Por ejemplo, se cambió el ángulo de caída de las ruedas y se hizo un reglaje específico en las suspensiones.

De esta manera, el Divo no alcanza los brutales 420 km/h de velocidad máxima del Chiron (se “queda” en 380 km/h), pero demostró ser 8 segundos más rápido en una vuelta en el circuito de Nardó, en Italia.

Esa diferencia pudo haberse logrado tanto por su mayor aceleración lateral (hasta 1,6 G) y por un poder de aceleración superior: por ejemplo, va de 0 a 100 km/h en 2,4 segundos.

Para la ocasión, uno de los socios de Bugatti, el exquisito constructor de relojes de alta gama Parmigiani, diseñó una edición limitada de  solo 10 ejemplares para lucir junto al deportivo.

Cada uno de ellos cuesta 275 mil euros, más que lo que sale una Ferrari 488 en Europa.

Fuente: clarin.com