Márquez “subió el listón” de entrenamiento en MotoGP

Márquez “subió el listón” de entrenamiento en MotoGP

junio 12, 2020 0 Por Findscar

Fabio Quartararo reconoce que el nivel de exigencia de la mayoría de los pilotos de MotoGP en su preparación ha subido desde la irrupción de Marc Márquez en la categoría.

El francés afrontará en este 2020 su segunda temporada en la clase de las motos pesadas después de convertirse en la indiscutible sensación del pasado curso. Fabio Quartararo terminó el quinto en la tabla de puntos tras acumular siete podios (cinco segundos puestos), una pole (Jerez) y dos vueltas rápidas (Qatar y Jerez), estadísticas que le sirvieron para convertirse sin apenas oposición en el novato del 2019. Al mismo tiempo le aseguraron la promoción al equipo de fábrica de Yamaha con vistas a 2021 y una M1 con etiqueta de oficial ya para este 2020.

Al margen de números, las sensaciones que transmitió el de Niza fueron inmejorables, hasta el extremo de discutirle el triunfo al campeón en un par de ocasiones (San Marino y Tailandia). Aunque perdió ambos duelos, el #20 está convencido de poder volver a jugarse la victoria con el de Honda más pronto que tarde. A sus 21 años es el segundo integrante más joven de la parrilla, solo superado en ese aspecto por el rookie Iker Lecuona.

Por su juventud y condición física, Quartararo es uno de los corredores más resistentes del momento. Aunque esa capacidad no la ha adquirido por azar, sino que la ha trabado desde hace años.

En ese sentido, el chico no tiene ningún reparo en reconocer que su referente es Marc Márquez, quien, según él, elevó el nivel de exigencia en la preparación al desembarcar en MotoGP en 2013.

“El nivel de exigencia en los entrenamientos que hay ahora en el Mundial lo estableció Marc, él subió el listón. Tanto en Moto3, como en Moto2 y evidentemente en MotoGP”, afirma el de Petronas en conversación con Motorsport.com.

“Antes de que Márquez debutara en 2013 nadie se entrenaba tanto como ahora. Marc ganó las primeras diez carreras de 2014 y veíamos cómo seguía entrenando a muerte. Entonces todo el mundo cambió el chip. Yo lo vi estando en Moto3 y eso me motivó todavía más”, añade Quartararo, antes de remachar: “Yo empecé en el dirt track hace dos años porque Marc hacía dirt track, y es uno de los mejores entrenamientos que hay”.

Al igual que el resto de sus compañeros, él también ha tenido que adaptar su rutina a las exigencias impuestas por el confinamiento, y eso, según dice él mismo, hará que llegue a la primera cita, el 19 de julio, en Jerez, más fuerte que nunca, con ganas de gresca y probablemente de revancha.

Con la informaciòn de motosport