El día que Pérez y Ocon se quitaron los guantes

El día que Pérez y Ocon se quitaron los guantes

junio 25, 2020 0 Por Findscar

El Gran Premio de Azerbaiyán de 2017 fue el momento en que la relación Sergio Pérez y Esteban Ocon explotó.

La temporada 2018 fue la última ocasión en que Esteban Ocon estuvo en la parrilla de la Fórmula 1 antes del regreso que tendrá este año con Renault. Después de dos años de estancia en Force India su relación terminó al caer la bandera de cuadros en Abu Dhabi, lo que dejó al francés en una posición de tercer piloto en el equipo Mercedes dado que no encontró asiento de titular.

Para Sergio Pérez y Force India/Racing Point significó cerrar un ciclo complicado en donde ese duelo internó le costó al equipo, en más de una ocasión, puntos valiosos e incluso podios.

“Fueron dos años en general de mucha tensión dentro del equipo”, dijo el mexicano hace unas semanas en una conversación con fanáticos a través de la plataforma YouTube. “Cuando la relación no es buena, cuando no fluye entre los dos pilotos, siempre queda una tensión complicada con los ingenieros”.

La relación entre el mexicano y el francés no siempre fue mala, pero el Gran Premio de Azerbaiyán de 2017 fue el momento en que los límites se cruzaron, porque la realidad es que la situación ya se había tensado desde una carrera antes, en Canadá.

En el circuito Gilles Villeneuve el equipo pasó por una situación complicada cuando le pidieron a Pérez dejarse adelantar para permitirle a Esteban Ocon atacar al Red Bull de Daniel Ricciardo; una sugerencia que el mexicano rechazó. Al final de la carrera el Ferrari de Sebastian Vettel adelantó a ambos dejando a Pérez quinto y a Ocon en sexto.

“Cuando el equipo me pidió que viera si podía dejar pasar a Esteban, yo tenía que intentar y vi la oportunidad al llegar a los autos rezagados, tenía la oportunidad de intentar y mi principal mira era tener a Vettel y Räikkönen. Le pedí al equipo que nos dejaran correr y fue un excelente resultado, eso es lo que tendré que explicar al equipo y podemos estar contentos”, dijo Checo en Canadá en su momento. 

Al referirse a la forma defensiva con Ocon, el mexicano indicó que: “Tuvo toda la carrera para adelantarme y no lo consiguió. No creo que hubiese podido hacerlo con Ricciardo”.

El francés diría unas palabras que pronto se convertirían en realidad: “Creo que su movimiento estuvo un poco al límite y no era necesario. Nos podía haber dejado a los dos fuera de la carrera”. 

25 de junio, el día que todo cambió

Aunque ya no era más el Gran Premio de Europa, el circuito de Bakú en Azerbaiyán era el mismo escenario en el que Sergio Pérez consiguió un año antes un podio con Force India.

Al llegar al trazado callejero existía una buena sensación de que podrían recoger una importante cosecha de puntos. Desde la primera práctica quedó demostrado que los dos Force India estarían en la mezcla por los 10 primeros luego de que Checo se ubicó cuarto en la sesión de apertura, con un choque incluido. Ocon fue quinto en la tanda previa a la calificación. Al final, se ordenaron sexto y séptimo, respectivamente, para la parrilla.

En la arrancada, los dos Force India tenían el mismo panorama delante de ellos. En la primera línea estaban los Mercedes de Lewis Hamilton y Valtteri Bottas, seguidos por los dos Ferrari con Kimi Raikkonen y Sebastian Vettel, mientras que separándolos de los dos equipos de punta se ubicó Max Verstappen con su Red Bull.

Al apagarse el semáforo, Pérez y Ocon trataron de ganar posición. El mexicano fue por la parte interna y quedó con una mejor línea saltando a la tercera plaza, por detrás de Hamilton y Vettel, mientras que el francés no avanzó, pero tampoco perdió. 

Los incidentes se presentaron rápidamente y en el giro 13 salió el primer safety car luego de que el Toro Rosso de Daniil Kvyat quedó detenido el circuito. En ese instante, Pérez ocupaba el último escaño del podio, mientras que su compañero avanzó al sexto luego gracias a la caída de ritmo de Verstappen que presentaba una falla en la unidad de potencia.

El momento fue aprovechado por Force India para llamar a sus dos pilotos a los pits. El mexicano regresó tercero detrás de Hamilton y Vettel. Raikkonen y Massa se ubicaron cuarto y quinto, justo por delante de Ocon.

El periodo de coche de seguridad terminó en el giro 17. Checo intentó un movimiento por la parte externa para adelantar a Vettel aunque sin resultado. En contraparte, su compañero francés se quitó a Raikkonen para tomar el quinto.

La bandera verde apenas duró unos metros antes de que un nuevo safety car fuera desplegado para permitir la limpieza por pedazos de monoplaza tirados en la pista.  

Tres vueltas después, la carrera se perfilaba a reiniciar con un nuevo drama en la cima de la clasificación ante un intercambio de contactos entre Hamilton y Vettel, una historia que se robaría los reflectores al final de la competencia.

Con informaciòn de motosport